De sus maltratos a Berta, su fallecida novia, a quien llamaba "gorda chochán", a sus chistes sobre prostitutas y su fanatismo por Capusotto. Un capítulo estremecedor del libro "Conchita, el hombre que no amaba a las mujeres" del periodista Rodolfo Palacios
En la vida de Ricardo Barreda no quedan mujeres. A las más importantes de su historia -su esposa, sus hijas y su suegra- las mató a escopetazos el 15 de noviembre de 1992 en su casa de La Plata.
El 24 de julio de 2015, su última novia –Berta "Pochi" André, a quien conoció en una visita en la cárcel- murió de un infarto. Hace cuatro meses, el siniestro odontólogo fue echado del hospital de Don Torcuato donde estaba internado. Allí, dos enfermeras y una médica lo acusaron de maltrato.
Ahora vive en una pensión, cerca de ese hospital. Y una vez por semana viaja a La Plata. ¿El motivo? Atenderse con un dentista. A los 81 años sueña con lo imposible: recuperar la casona donde cometió los asesinatos, que fue expropiada para que se instale una asociación de lucha contra la violencia de género.
 
Las víctimas de Barreda: su suegra Elena Arreche (86), su mujer, Gladys McDonald (57), y sus hijas Cecilia (26) y Adriana (24)
Las víctimas de Barreda: su suegra Elena Arreche (86), su mujer, Gladys McDonald (57), y sus hijas Cecilia (26) y Adriana (24)
 
El día que mató a las mujeres de su familia, Barreda fue al cementerio "a hablar" con sus padres, visitó al zoológico ("ver elefantes y jirafas me relajaba"), se encerró con su amanteen un hotel alojamiento y luego la invitó a comer pizza. A las pocas horas se entregó a la Policía, después de que su coartada fuera derribada. "Unos tipos entraron a robar mientras yo estaba cazando", había dicho.
A 25 años del cuádruple femicidio que conmovió al país, un capítulo del libro "Conchita, el hombre que no amaba a las mujeres", del periodista Rodolfo Palacios, revela cómo era Barreda en la intimidad. Desde su indiferencia ante los casos policiales a su fanatismo por le cine. Del maltrato a Berta, a quien llamaba gorda o "Chochán", a su lascivia con las mujeres.
 "Vieja, poné los fideos"
 
Barreda y su pareja Berta, a quien maltrataba y llamaba “Chochán”
Barreda y su pareja Berta, a quien maltrataba y llamaba “Chochán”
En el próximo encuentro en la casa de Barreda, Berta aparece en todo su esplendor. Es retacona, rozagante, atenta como una tía solterona, habla con dulzura y cada tanto discute con su novio por temas banales.
–Qué cosas feas pasan en el país. Hay mucha muerte, mucho drama, muchos pobres. Me pone muy mal todo esto. Me hace mala sangre y se me sube la presión.
Barreda gesticula, le molesta ese comentario. Acota:
–La gorda no aprende. Mira noticieros y quiere resolver los males del mundo. Yo le digo que es al pedo. Que no se puede vivir así. Es una persona negativa, ve todo negro.
–Yo soy así, Ricardo, así me conociste y no voy a cambiar.
–A todo le ves el pelo al huevo, que esto, que lo otro, que la salud. No camina, se queda encerrada, engorda y eso le hace mal. Está gorda la gorda. ¡Mirá cómo está!
–Ricardo, vos sos el otro extremo. Caminás todo el tiempo y a veces te perdés o te quedan las piernas a la miseria. Me acuerdo el día que lo encontré desmayado en el baño. Pensé lo peor. Por suerte con un amigo lo llevamos a la rastra al hospital. Le había bajado la presión.
–Y vos, gorda, que comés con sal. No es así. Hay que hacer ejercicio, mujer. Mirá cómo estoy yo, todo flaco, con piernas bronceadas. Todo un atleta.
–Sí, es verdad, el otro día se fue a la terraza y volvió hecho un camarón. ¿No querrá tener otra?
Barreda no dice nada. Al rato llegó una amiga de Berta. Todo venía bien, una simple charla de rutina alrededor de un plato de sándwiches de miga, hasta que, quizá por la cerveza o porque olvidó que estaba frente a un hombre que había matado a escopetazos a su familia, la mujer comentó:
–Escuché que un pibito mató a su familia en Mendoza. Yo no entiendo cómo alguien es capaz de matar. ¡Y matar a su propia sangre! ¡Qué locura! ¡Qué enferma que está la gente!
Barreda, que bajó la mirada hacia el vaso de cerveza cuando escuchó el comentario, se levantó con la excusa de ir a cambiar la yerba y buscar un repasador.
La mujer siguió:
–¿Cómo se puede matar? Hay que estar muy mal para quitar una vida.
 
La casa del horror en La PLata. Hoy, Barreda quiere recuperarla (Télam)
La casa del horror en La PLata. Hoy, Barreda quiere recuperarla (Télam)
Barreda volvió silbando.
–Ricardo, ¿qué opinás del cuádruple crimen de La Plata, el de las cuatro mujeres asesinadas? ¿Habrá sido el karateca, el novio de una de ellas?
–No sé mucho.
–¿Y del pibito que mató a su familia en Mendoza?
–No sé, querida. No sigo los casos policiales. No me gustan. Me cansan. Me quedo con las películas de Truffaut. Pero andá a saber qué le pasó a ese chiquito.
La mujer insistió:
–¿Cómo alguien puede matar? ¿Estamos todos locos? ¿Qué tendrán en la cabeza?
–Me dan mucha pena los nenes abandonados. O los que están en un instituto. Me apena no poder hacer nada –comentó Berta y empezó a llorar.
Barreda pareció molestarse por ese comentario:
–¡Qué mujer! No podés arreglar los problemas del mundo. Se hace drama por todo, y eso le hace mal y le sube la presión. Es cabeza dura.
–Es mi vocación de maestra. Fui directora de escuela durante muchos años. Di clases en una escuelita de Tigre. Viajaba en lancha todos los días. El otro día fuimos al Delta con Ricardo.
–Me gustó mucho –dijo Barreda mientras cambiaba su expresión seria por una más relajada–. El paisaje es muy tranquilizante, aunque llega un momento que la navegación cansa. ¡Tres horas viendo lo mismo! Estuvimos todo por acá –contó mientras señalaba los ríos Capitán y Sarmiento en un mapa del Delta.
–Con Ricardo nos gustaría hacer un viajecito a la costa –se ilusionó Berta.
Su amiga se alegró y por primera vez no habló de un hecho policial:
–¡Qué lindo! Viajar es alucinante. Abre la cabeza.
–A mí me gustaría viajar a la luna –acotó Barreda, que cambió el mate por la cerveza fría–, pero sale mucha guita, ji, ji, ji. Siempre dije que mi sueño era ver las pirámides de Egipto. He salido del país pero por acá. Leí mucho sobre las pirámides. Todos los cálculos, las mediciones, las ventilaciones, las orientaciones, lo vi por la tele en el History Channel. Increíble.
–Lo importante es estar bien de salud. Yo le tengo miedo a operarme –dice Berta.
–A mí me da lo mismo –dijo Barreda-. Cuando tuve la hernia me quise operar. No podía vivir así. De última, si me moría sin sufrir no hubiese estado mal. Pero esta mujer, la gorda, se hace drama por todo. A veces me cansa. No es así. Queremos hacer un viaje pero esta mujer tiene miedo al micro por si choca. Si vamos en tren, lo mismo. Y en avión, ni hablar. Y yo le digo: si morís en un avión no te das cuenta.
 
Las primeras vacaciones luego de pasar años en la cárcel. Barreda y Berta en Salsipuedes, Córdoba, en el verano de 2013 (foto Gente)
Las primeras vacaciones luego de pasar años en la cárcel. Barreda y Berta en Salsipuedes, Córdoba, en el verano de 2013 (foto Gente)
Tuve más encuentros con Barreda y su novia. Un día, él me llamó para hacerme una invitación:
–¿Quiere venir a comer a casa? Si está de acuerdo, venga después de las 9 porque antes tengo que ir al dentista.
Pero a las nueve me llamó para contarme que había perdido el turno.
–El dentista no me atendió. Los dentistas son muy jodidos. Capaz que se quedó macheteando a la mujer o al revés –ironizó.
Como en las anteriores visitas, Barreda bajó a abrir.
–Puta madre –se quejó por la mala sincronización de las luces de su pasillo, que se apagaban en la mitad cuando aún quedaba el resto del recorrido por hacer–.Este pasillo es un microclima. Es caluroso en invierno y fresco en verano.
En el comedor la mesa estaba servida. Dos vinos blancos Santa Silvia, una botella de agua, una tarta con puerro, cebolla y queso. Y la entrada que había hecho Barreda. Un pionono con jamón, mayonesa, aceitunas negras, tomates cherry, lechuga cortada muy finita, jamón, queso y huevo.
–Pobre Ricardo –dijo Berta–, estuvo cuatro horas preparándolo.
–Es que me gusta decorarlo.
Llevé sushi para completar el menú. Barreda miró el sushi extrañado.
–¿Quiere probar? –le pregunté.
–Bueno. ¿Esto tiene dibujitos arriba?
–No, es arroz.
El viejo cortó un nigiri de salmón por la mitad, lo mojó en la salsa de soja y mientras masticaba lentamente puso cara seria.
–Prefiero el pionono.
Al sushi tampoco le había sentido el gusto. Pese a ese problema, Barreda tiene buen apetito.
Se sirvió dos o tres veces de su propio arrollado y dos porciones de tarta. Cuando le quedaba un solo bocado dijo:
–Voy a hacer un experimento –y se fue con su joroba a cuestas hacia la cocina. Reapareció con un sobrecito de queso rallado en la mano. Pero tampoco realzó el sabor de la tarta. Berta dijo que le faltaba un golpecito de horno para poder sentirle más el gusto.
–Tomá chochán –le dijo a Berta mientras le servía otra porción de tarta.
 
Barreda maltrataba y humillaba a su pareja, le gustaba hacer chistes sobre prostitutas y amaba el humor de Capusotto
Barreda maltrataba y humillaba a su pareja, le gustaba hacer chistes sobre prostitutas y amaba el humor de Capusotto
Luego, los dos contaron que un fin de semana de verano viajaron a Mar del Plata.
–La pasamos bárbaro. Sobre todo Ricardo, que quedó tostado como un modelo. Y encima anduvo en una moto de agua.
El comentario sonó a broma. Era difícil imaginarse a Barreda arriba de una moto de agua, andando a toda velocidad por el mar, quizá con el torso desnudo y lentes de sol, mientras unas chicas lo miraban desde la orilla. Pero Barreda confirmó la escena:
–Anduve en moto de agua, pero ojo, yo no manejaba. Me llevó un amigo. ¡Lo peor fue cuando la moto se dio vuelta! Por suerte teníamos salvavidas. La gente nos dio una mano para salir.
–Cuando me enteré de lo que había pasado, me quería morir. Me lo contó dos días después –comentó Berta.
A un costado de la mesa había una jaula tapada que estaba en el piso, donde dos cotorritas cuchicheaban como dos viejas en la misa de la tarde.
–Están guardados para que nos dejen hablar –explicó Berta.
–¿Cómo se llaman?
–Qué se yo –respondió Barreda, sorprendido.
–Ricardo les dice "amores míos"–dijo Berta.
–Les digo "angelitos de Dios", pero son tan boludos estos bichitos que ni nombre tienen. Pero el pico es como una navaja. ¿Querés verlas? –me propuso.
Cada vez que tomaba la palabra Barreda, las cotorritas –que ahora estaban destapadas– daban un concierto chillón. Si hablaba otro se callaban o bajaban el volumen del canto. Durante la cena, Barreda demostró ser un humorista efectivo. Cada vez que Berta decía algo, él buscaba el momento justo para interrumpirla con una frase o un chiste.
Van tres ejemplos:
–Tengo un hermano. Es un fenómeno mi hermano. Es, es…
–Es travesti –acotó Barreda.
Y se rió porque recordó que ese día había visto un caso policial: el doble crimen de Palermo en el que dos vendedores ambulantes se mataron en una pelea.
Al viejo no le atrajo la historia, sino uno de los testigos:
–Era un travesti con la nariz ganchuda. Jua, jua, jua. "Acá hay mucha inseguridad", decía el tipo –lo imitó Barreda con voz afeminada.
–¡Qué bien tiene las uñas! –la elogié a Berta.
–Me las hacía una chica que venía a casa. Me cuidaba las manos y limpiaba la cocina. ¡Limpia bien!
–La cachucha se limpia bien –interrumpió Barreda.
El tercer comentario fue cuando Berta habló de su especialidad docente:
–Fui maestra en muchas ramas.
–Una ramera.
–¡Pero Ricardo, cómo decís eso! Él es muy social. Estaba preocupada cuando salió de la cárcel por el tema de la reinserción, pero él se hace amigo de la gente. En Mar del Plata se hizo amigo de una nena discapacitada que lo adora.
 
En uno de los cumpleaños que celebró en libertad
En uno de los cumpleaños que celebró en libertad
Berta habla pero ahora Barreda está más concentrado en un bichito negro que camina por la mesa. A simple vista parece una mosca. O un bichito de luz. Barreda lo analiza, lo aplasta con la uña del dedo índice, lo disecciona y diagnostica:
–No es ni una cosa ni la otra. Lo vuelve a mirar, preocupado, y llega a una conclusión que lo atormenta. Como el científico que descubre algo malo:
–Es una cucaracha.
Berta pone cara de resignación. Su novio le acaba de dar una mala noticia.
–Qué cosa rara. Nunca tuvimos cucarachas.
Barreda hace una pregunta:
–Ahora yo quiero saber una cosa. Quiero que me digan si los huevos de la cucaracha tienen varias crías. Una vez, en mi casa, no en la que pasó lo que pasó, sino en la casa de mi infancia, vi a una cucaracha con el huevito atrás. ¿Tienen varios hijitos o sólo uno?
–Varios –confirmo.
–La pelota. Qué despelote. Entonces acá tenemos cucarachas. Son cucarachitas bebé.
–Es porque dejás todos los papeles desordenados –lo reta Berta.
Razón no le falta: la cama de una plaza que hay en el living está llena de papeles, recortes de diarios, libros, tornillos o maderitas que encuentra en la calle y otros objetos que Barreda acumula, como si fuera víctima del síndrome de Diógenes. En esos papeles anota los turnos con los médicos.
–¡Pero mujer! Si los bichitos aparecieron en tus cosas.
 
Barreda vivió desde mayo de 2016 al Hospital Magdalena V. de Martínez en Pacheco. Este año fue trasladado a una pensión
Barreda vivió desde mayo de 2016 al Hospital Magdalena V. de Martínez en Pacheco. Este año fue trasladado a una pensión
Cuando terminamos de cenar y mientras Berta traía el postre, Barreda leyó la etiqueta del vino blanco que yo había llevado. Se llamaba Pecado y en la etiqueta tenía una explicación de los siete pecados capitales. Al leer el textito, Barreda recordó el sketch en que Capusotto interpreta a Violencia Rivas.
–¡Mi hija estudió para sommelier!, ¡las sommelier son las minas de mierda que escriben las etiquetas de los vinos atrás! La puta que la parió, por qué no habré ido a la farmacia y me ahorraba tener una hija tan pelotuda. ¡La puta que la parió!
Barreda hablaba en voz alta y recitaba el monólogo entre risas.
–¡Pero Ricardo, hablá más bajo! –lo amonestó Berta.
Luego dijo:
–A veces se ríe solo con Capusotto. A mí no me causa gracia. Se ríe a carcajadas.
–Me encanta cuando Violencia Rivas patea el gato o le pega un palazo –comentó Barreda.
Después de comer un durazno en almíbar con crema, siguió su performance: se cubrió la cabeza con un pedazo de tela florida de un vestido de Berta. Parecía una viejita con un pañuelo.
–Parezco una tarotista –bromeó Barreda.
Berta dijo que mucho no creía en esas cosas porque hay estafadores que se ponen turbante y cobran por engañar a la gente.
Barreda no estaba de acuerdo:
–A mí me tiraron las cartas una vez y desgraciadamente acertaron en todo.
–¿Qué le dijeron? –le pregunté. No quiso decirlo. Forma parte de su misterio.
Le conté que conocía a una astróloga y eso le interesó. Él contó que le habían dicho que las personas de su signo, Géminis, eran adaptables, versátiles, elocuentes, cariñosas, comunicativas e inteligentes. También le dije que esta astróloga le había hecho la carta natal a una amiga que quería conseguir novio.
–¿Cuántos años tendrá la amiga? –quiso saber Barreda.
–Veintipico.
–¡Es justo lo que me recomendó el médico! Pasame el teléfono que la llamo.
–¡Ricardo, qué va a pensar este muchacho! –protestó Berta.
En ese momento, miré un folleto que estaba pegado en la pared. Era amarillo, tenía la foto de una mujer desnuda y un número de teléfono. "Bucal 50 pesos", decía.
–Ese papelito es de una amiga –respondió Barreda, que se dio cuenta de mi curiosidad.
–Que haga lo que quiera, pero en el cabaret le van a hacer atender el teléfono –acotó Berta con una sonrisa.
Después hizo un comentario de sobremesa:
–Como rinde el día cuando uno madruga eh, bah, la casa te rinde.
–Lástima que a vos no te rinde nada porque te levantás como a las 12 –la cortó Barreda, con mirada pícara.
–Sí, es verdad, me levanto tarde a menos que tenga que ir al banco.
 
Enfermeras y personal lo acusaron de destrato
Enfermeras y personal lo acusaron de destrato
Esa noche Barreda confesó que tenía cuatro medio hermanos y que él era fruto del segundo matrimonio de su padre, que había enviudado de su primera esposa. Dijo que una de sus hermanos nunca lo aceptó y que con otra hermana no tenía afinidad.
–Pero ella te apoyó cuando pasó todo –comentó Berta.
Barreda la miró enojado.
–Ese es un razonamiento boludo.
Berta no dijo nada. Se levantó con el repasador en la mano, fue hasta la cocina, y volvió con un flan casero que había cocinado esa mañana. Además apoyó un frasco con dulce de leche y otro con crema. Barreda, que seguía en silencio, se sirvió en un platito, probó un bocado, masticó con lentitud y su cara se iba transformando.
–Esto no tiene gusto a nada.
Poco después de la medianoche, me despedí. Como siempre, Barreda me acompañó hasta la puerta. Mientras íbamos por el pasillo, miré al cielo y la luna brillaba como si la hubiesen lustrado.
—Mire que linda está la luna –le dije.
—A ver…la voy a mirar –anunció Barreda.
Se detuvo y le costó enderezar la columna para mirar hacia arriba. Su postura era desarmada, como una marioneta. Quedó como haciendo equilibrio. Pero su esfuerzo valía la pena. ¿Alguna vez había visto la luna cuando estaba preso? Por eso, esa noche, Barreda tenía los ojos llorosos cuando dijo:
–Está hermosa.
Luego volvió a encorvarse, aceleró el paso, me abrió la puerta y me saludó con un abrazo. Sonreía como un chico.

(Desde Mar del Plata) Desde que era chico, los papás de Fernando Villarreal (38) se dieron cuenta que su hijo era más inteligente que la media. Teniente de navío y jefe de operaciones del ARA San Juan, se destacó en todo lo que hizo desde su Punta Alta natal, pasando por Ushuaia, donde vivió su juventud, los distintos países en que prestó servicio, hasta que se instaló en Mar del Plata. "Lo estamos esperando", dice María Rosa en diálogo con la prensa, desde la casa de su hijo.

Fernando ingresó en el año 1999 a la Escuela Naval Río Santiago y se recibió en 2004 como escolta de la bandera. El primer destino que le asignaron fue Mar del Plata, donde hoy vive con su mujer Lucía y su hija Martina (3). "Siempre tuvo los mejores promedios", dice orgulloso su papá Jorge Villarreal, también marino, sobre esas notas que llevaron a su hijo a destacarse durante los años de cadete y que le permitieron tener experiencias en navíos de Brasil y Perú.

Fernando Villarreal

Fernando Villarreal

"Es una persona muy paciente, con la que te divertís, muy respetuosa, con valores de hijo, solidario…", se le salen las palabras a María Rosa, que interrumpe la secuencia para terminar de describirlo en una anécdota: "Los hijos de sus amigos se enferman o les pasa algo cuando sus papás están navegando en el extranjero y Fernando se levanta a la madrugada para ir a buscarlos a la casa  y llevarlos al hospital".

 

Pero el mar no fue su primera vocación. En su adolescencia, cuenta Jorge, había querido ser médico: "Él iba a hacer medicina, pero nosotros no podíamos ayudarlo económicamente, ni viajar a Buenos Aires durante toda la carrera y por eso entró en la Escuela Naval". Su mamá acota que esa idea se le había metido en la cabeza de chico, cuando jugaba al basquet, que estaba fascinado por la "traumatología", pero que la carrera militar también lo atraía desde temprano.

Jorge y María Rosa en la Base Naval Mar del Plata
Jorge y María Rosa en la Base Naval Mar del Plata

La última vez que Infobae había hablado con los Villarreal fue a comienzos de esta semana en la entrada a la Base Naval Mar del Plata. Estaban ilusionados por los "sonidos" que se habían registrado en la zona de búsqueda y que se creía podían pertenecer al submarino. A pesar de que finalmente no se trató del buque , Jorge sorprende al asegurar que terminando el sexto día y aún sin resultados, es "más optimista que ayer". "El tiempo mejora", hay "ayuda internacional" y "se está utilizando lo último en tecnología para la búsqueda", argumenta.

"A nosotros nos hace bien transmitirle a las otras familias y a toda la población nuestro optimismo, porque así sentimos que no estamos solos", explica y agrega que además de eso confía en su hijo y en sus compañeros: "Son profesionales, son responsables, hacen su trabajo y lo hacen bien porque de eso dependen sus vidas. Del error de uno dependen las vidas de los 43 y por eso no se pueden equivocar".

 

"Los van a encontrar, con toda la ayuda del exterior y el buen tiempo mañana (por este miércoles)  deberíamos tener novedades", se suma María Rosa a las palabras de su esposo. Ante la consulta sobre en qué piensa cuando necesita encontrar fuerzas en medio de tanta incertidumbre, no tarda en responder que "en Fernando, porque él debe estar pensando en nosotros. Y pienso en su hija, porque él la ama".

Enrique Balbi, vocero de la Armada, se refirió a la búsqueda del navío, de la que participan una decena de países y 4 mil personas

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, brindó un nuevo parte de prensa a las 16 horas de este martes sobre la situación del submarino ARA San Juan, desaparecido el miércoles pasado. "Nos preocupa que no lo podamos detectar y la situación en cuanto al oxígeno. No descartamos ninguna hipótesis", reconoció. También informó que hubo una reunión informativa de toda la cúpula militar al presidente Mauricio Macri.

La renovación del oxígeno es la principal preocupación de las autoridades que encabezan la búsqueda. En condiciones habituales, el submarino puede permanecer debajo del agua al menos unos 90 días, pero en el escenario más pesimista, es decir, "con el buque en inmersión a media agua y sin poder salir a superficie ni navegar", como la definió Balbi, la autonomía sería de 7 días. "Ese valor no es estricto, sino de acuerdo a las circunstancias –aclaró el vocero–, pero estamos en el sexto día en cuanto a oxígeno y es preocupante".

Balbi informó que el presidente Mauricio Macri mantuvo una reunión con la cúpula militar, incluidos el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y los jefes de las tres fuerzas y del Estado Mayor Conjunto. "Fue para presentarle una exposición de todo el esfuerzo que se está realizando entre medios navales y aeronavales, y las alrededor de 4 mil personas involucradas, entre medios nacionales e internacionales, con ayuda de varios países", precisó.

Al respecto, indicó: "Hay cinco buques ya en el área de ese ruido que se había detectado, de 20 por 20 kilómetros, que está siendo barrida, pese a que ya se analizó y no formaba parte del submarino, no se quiere dejar nada librado al azar".


"Asimismo se incorporaron tres destructores de la Armada Argentina con sonar activo y pasivo para seguir el camino hacia Mar del Plata y se está particularizando en el área de la última posición conocida, a donde se está dirigiendo la corbeta Espora y haciendo un trabajo silencioso desde hace varios días con fotografías satelitales, con personal de la Conae y expertos en fotografía satelital del Ejército. Es fundamental porque ahí perdimos el último contacto", siguió. Por otra parte, se mantiene la búsqueda en las zonas donde podría estar si está en superficie y a la deriva", abundó.

En ese sentido, dijo que en total hay 24 unidades trabajando: 14 barcos y 10 aeronaves.

Una buena noticia es la mejora de la situación meteorológica. "Hoy empezó a bajar la intensidad de viento y de las olas, que bajaron a tres o cuatro metros", advirtió.

Por último, detalló que se sigue "en la fase de búsqueda y rescate, que va a durar hasta que se lo detecte o visualice" y ratificó que desde la Armada no se divulgará la nómina de tripulantes "por respeto a las familias".

A las 20 horas hubo un segundo parte en el que no cambió el panorama. Ratificó que "la preocupación por el oxígeno va in crescendo" y puso la el acento en las condiciones climáticas. "Hoy el barrido fue más eficaz y queremos aprovechar al máximo el día mañana", apuntó. Y agregó que "ya están designados los planes de vuelo, cada unidad de superficie tiene su área de patrullado".

El ARA San Juan, con 44 tripulantes argentinos, perdió contacto el miércoles 15 de noviembre a las 7 de la mañana, en un punto cercano a Puerto Madryn cuando se trasladaba desde Ushuaia hacia el puerto de Mar del Plata.

El testigo protegido que reveló el lugar donde se encontró el cuerpo de Santiago Maldonado, en el río Chubut, recibiría la recompensa de $ 2 millones que había establecido por el gobierno para quien aportara datos fehacientes sobre el paradero del joven artesano.

El testigo

Como publicó Clarín, el “testigo E” habría reconocido que mintió respecto de su primera versión en la que indicaba como responsables de la desaparición del joven a la Gendarmería.

Y, en un nuevo testimonio, dio a entender que él perdió de vista al artesano después de haber intentado sin éxito ayudarlo a cruzar el río. Esta persona, que sería la misma que llamó por teléfono hace unos días a las oficinas judiciales en Esquel, urgiéndolos a que se hagan presente en el lugar el martes 17 de octubre, ya fue a la Justicia a pedir la recompensa de $ 2 millones.

Y, fuentes oficiales aseguraron que le corresponde recibir ese dinero. Indicaron que puede ser pedido por un anónimo y que si el juez asegura que el testigo protegido le dio información relevante para encontrar a Santiago, se le pagará, siempre con la participación del juez como intermediario.

El “testigo E” contó que llevó a Santiago Maldonado agarrado del brazo y lo intentó cruzar sin suerte. “Siga usted, yo no puedo más, yo me vuelvo”, le habría dicho el tatuador a su amigo. En su primer testimonio el testigo describió que segundos después gendarmes rodeaban a Maldonado en medio de gritos y disparos. Luego cambió su testimonio.

Según informa el portal perfil.com, los directivos tomaron la decisión luego de que el periodista los acusara de censurarlo. Aseguran, además, que amenazó a dos gerentes.


Según informa el portal perfil.com "Roberto Navarro, el periodista ultrakirchnerista, fue despedido hoy por las autoridades de C5N luego de un picante cruce en las redes con uno de los gerentes del canal y, según dijeron desde la empresa, amenazas que el conductor habría hecho contra los directivos. "No está más en el Grupo Indalo", dijeron fuentes de la compañía. Luego de una reunión nada cordial con Fabián de Sousa, el CEO del canal de Cristóbal López, Navarro fue comunicado que dejaría de estar en el Grupo Indalo. El domingo, Navarro dijo por Twitter que el gerente de contenidos, Federico Maya, buscaba desplazarlo de la grilla. Pero lo cierto es que la relación del conductor con las autoridades del canal venía siendo muy tensa, luego de varios desacuerdos entre la dirección y el periodista.


Los Tuits de Roberto Navarro que motivaron su despido de C5N y Radio 10

 

 

Cambio de época: el gerente del canal @fefomaya presiona al periodista que generó con sus denuncias 21 imputados para que renuncie.

Cambio de época: el gerente del canal @fefomaya me dice que quiere un canal que critique a partir de las 18 hs, pero No investigaciones.

Cambio de época: el gerente del canal @fefomaya se reúne con Maria julia Olivan para contratarla y comienza a presionar mi salida.

Cambio de época: el gerente del canal @fefomaya me levanta un informe sobre Gladys González, Nº 2 de la lista de Cambiemos.

Cambio de época: el gerente del canal @fefomaya censura un Watsapp del cadete sobre la toma de colegios en la ciudad

Esa es la situación en la que estoy trabajando en el canal desde el 13 de agosto.


El periodista ultrakirchnerista se desahogó en la red de microblogging contra el gerente de ambos medios
Tras una fuerte discusión en una reunión nada cordial, el periodista Roberto Navarro, ultrakirchnerista confeso, fue despedido de C5N y Radio 10. Estos tuits fueron los principales motivos del despido.

Una nena fue violada por su padrastro durante años. La Justicia la sacó de su hogar, pero su madre prefirió quedarse con el abusador, que terminó condenado.

“Estoy viendo lo que está pasando”, dijo, como si fuera un testigo privilegiado y no el principal acusado de uno de los delitos más aberrantes que existen.

“No tengo nada que decir: estoy pensando en mi familia”, agregó.

Era su última oportunidad de defenderse antes de ser consagrado de forma legal como un crápula.

Y como marido de la peor de todas.

El había empezado con eso allá por 2009, cuando la nena tenía apenas 5 años. Ella era la hija de su mujer y la tenía ahí, al alcance de sus manos depravadas, en la misma casa donde convivían como pareja y donde armarían una familia ensamblada.

Ni una mudanza, ni la llegada de sus propios hijos cambiarían algo. Lo haría durante cinco años, en dos casas distintas, en Pilar.

Esperaba a que la mamá de la nena se fuera a trabajar, cuidando chicos en otra casa o en un boliche nocturno. Ahí la atacaba, siempre bajo amenazas.

-Venía y me tocaba-, explicaría la nena en una Cámara Gesell, ese dispositivo donde la Justicia obtiene el testimonio de los chicos mientras hablan con psicólogos sin darse cuenta de que los observan desde afuera con un sistema de vidrios espejados.

-Me tocaba en la cola y en mi pecho. Me daba besos y si no quería me agarraba del pelo para que yo le de besos.

El crápula, explicó, también le pegaba.

-Me agarraba del brazo, de cualquier lado me agarraba para que yo esté con él.

También la amenazaba, de la forma más baja.

-Me decía que si yo decía algo me iba a separar de mi mamá y me iba a dejar sola con él.

Su hermanita y su hermanito aún no habían nacido. Se sentía sola, entregada a lo que pudiera pasarle. Desvalida, sin opciones frente a su padrastro, Hernán.

-Esto empezó cuando tenía cinco años. Siguió hasta los 9 y después cuando cumplí los 10, de vuelta empezó.

-¿Cuántas veces habrá pasado esto?-le preguntaron.

-No sé.

-¿Más de cinco?

-Sí.

-¿Más de diez?

Asintió.

-¿Más de quince?

Asintió.

-¿Y siempre fueron manoseos? ¿O fue algo más?

-No. Me metía su cosa.

-¿Siempre sucedió cuando tu mamá se iba a trabajar?

-Sí, porque nació mi hermana y no me hizo más. Y después cuando mi hermana cumplió los 7 y quedó mi mamá embarazada de mi hermano. Y ahí empezó de vuelta, y si yo le decía a mi mamá, él le decía que no me crea, porque yo era la que hacía todo eso. Le decía que yo tenía toda la culpa.

Los psicólogos tuvieron que hacer una pausa ante la sorpresa.

-O sea, ¿vos le contaste a tu mamá esto?

-Sí.

-¿Y tu mamá no te creía?

Asintió.

-¿Y él le decía que no te crea, que es culpa tuya?

-Sí.

-¿Y tu mamá qué decía?

-Nada, decía que le creía nomás.

Al principio, sólo ocurría los viernes, cuando su madre se iba a trabajar. Pero después se sumaron más días.

-Cuando mi mamá se iba a buscar a mi hermano él me decía que le cocine, que le haga todo.

-¿Y ahí también pasaba esto?

-Sí.

-¿O sea que era más de una vez por semana?

Asintió.

-¿Y agredió a alguien más en la casa?

-Sí, a mis hermanos les pegaba también. A veces porque mi hermano andaba descalzo o mi hermana no se quería cambiar la ropa porque estaba sucia, les pegaba. El tenía una chancleta con la que siempre les pegaba a mis hermanos.

-¿Y qué más te decía para que no cuentes nada?

-Que si decía algo iba a quedar embarazada.

-¿Cuándo fue la última vez que pasó?

-Un sábado, cuando fui a la casa de mi abuela. Yo le conté a mi tía y mi mamá le dijo que yo tenía que ir al psicólogo. Mi tía me preguntó por qué y yo le conté todo.

-¿Y por qué dijo tu mamá que tenías que ir al psicólogo?

-Porque yo ya le había contado y le dije que yo necesitaba contárselo a alguien, yo se lo había contado a ella pero ella no me creía y no iba a hacer nada. Entonces le tuve que contar a mi tía.

-¿Cuántos años tenías ese sábado?

-Diez.

-¿O sea que fue este año?

-Sí.

La nena fue entrevistada por más psicólogos. A uno le contó que su padrastro la violaba cuando su mamá trabajaba de noche en un boliche. Que la pasaba a su cama -a la cama de su madre- y ahí la violaba de todas las formas posibles.

Con vergüenza y con angustia explicó que había intentado revelarle todo a su madre más de mil veces, pero que más de mil veces se había encontrado con incredulidad.

“No, eso no es verdad. Si yo lo conozco a Hernán desde que éramos chicos”, le respondía la mujer en cada ocasión Su abuela, en cambio, sí le creyó. El sábado 16 de mayo de 2015 la nena fue a su casa para asistir a la fiesta de bautismo de su primita y quedarse a dormir allí. Pero cuando la mujer le advirtió que al día siguiente debería regresar a su propio hogar, la vio resquebrajarse como un cristal.

La nena le explicó a la abuela que la pareja de su mamá la hacía cebar mate en la cama tapada con sábanas y que, mientras lo hacía, él la manoseaba. Llegó su tía y también escuchó su drama: “Hernán me toca desde que tengo cinco. Me dice que quiere tener un hijo conmigo. Que va a dejar a mi mamá porque yo soy más linda”.

Las mujeres enloquecieron. La tía subió al Fiat 147 de su marido y se fue para la casa de la nena, adonde llegó a la 1.30 de la madrugada. Despertó a su hermana a los gritos, la insultó, intentó agredirla y le exigió explicaciones.

-Seguro abrió la boca, yo ya lo sé, cuando vivíamos en la otra casa me lo contó y yo lo llamé a Hernán y lo confronté y ahí ella no dijo nada...-fue la respuesta de la madre.

Aquella noche, la nena se quedó a dormir en lo de su abuela. Su mamá prometió hacer la denuncia policial y se volvió a dormir con su pareja.

Con Hernán, el abusador.

Pero pasaron quince días y nada. Su madre y su hermana la increparon.

-Hablé con Hernán y me dijo que la nena seguro lo dijo jugando. Para mí no hay que hacer nada...-contó la madre. Y volvió a llevarse a la nena a su casa, con su pareja.

Con el abusador.

Y empezó a prepararse para mudarse.

Entonces, la abuela y la tía decidieron hacer la denuncia.

Así empezó el proceso, en el cual la tía de la nena explicaría: “A mi hermana no le importa su hija. Sólo quiere estar con su pareja. Prefirió callar para protegerlo”.

Los hechos le darían la razón. El caso empezó un camino penal y otro en un juzgado de Familia, que decidió que la nena viviera con su abuela materna.

Y así empezaron a pasar los años. Dos años. La nena, con su abuela. La madre, conviviendo con el abusador de su hija.

“Mi hermana nunca se acercó a verla. Se olvidó por completo de ella”, contaría la tía.

En el juicio, el acusado aseguró que la denuncia en su contra tenía que ver con una supuesta disputa familiar vinculada con la venta de una casa.

-Ella cuando se iba a la casa de la abuela siempre nos la secuestraban. Cuando volvía, volvía rara. Un día me dijo que su tío la tocaba...Pero nunca le di importancia. Ella siempre tuvo conductas raras, se metía en mi cama, me empezaba a tocar a mí. Tenía 5 ó 6 años cuando lo hacía. Sería algo que aprendió, porque un día me dijo que había visto a la tía con el tío teniendo relaciones... Yo me sentía re mal. Hablamos con la madre y ella me dijo que se le iba a pasar con el tiempo. Después se le pasó y no hizo más eso...

No convenció a los jueces del Tribunal Oral N° 1 de San Isidro, que a principios de este mes decidieron condenar a Hernán O. (28) a quince años de prisión por abuso sexual agravado por ser cometido contra una menor y aprovechando una situación de convivencia.

Pero el tribunal, presidido por el juez Alberto Ortolani e integrado también por María Elena Márquez y Gonzalo Aquino, se puso a analizar qué hacer con la madre.

Quizás pesó en su ánimo que la nena declaró ante todos los especialistas que no quiere ni ver ni hablar con su mamá.

Quizás incidió su insistencia en que lo único que quiere es seguir viviendo con su abuela.

Quizás tuvo que ver que sólo sonríe cuando habla de ella y de sus primitos.

Quizás fue la indignación de haber visto a la mujer acompañando a su marido en la sala de audiencias donde se hizo el juicio. Y ofreciéndose a declarar como testigo a su favor.

La fiscal del juicio, Carolina Carballido Catalayud -la misma del caso Farré- pidió copias del expediente y ahora analiza denunciarla por complicidad en el abuso sexual de su propia hija.

“Mi papá tiene que estar preso, por lo que me hizo a mí y porque les pega a mis hermanitos”, declaró la nena, hoy de doce años.

Aún nadie se animó a preguntarle qué es lo que tendría que pasar con su mamá.

La mujer estaba con su novio que también está gravemente herido. Las víctimas se encontraban en su casa.

Una joven embarazada de 8 meses fue asesinada de un balazo por la espalda y su novio resultó gravemente herido de dos disparos en la cabeza en su casa de la localidad bonaerense de Mariano Acosta, en el partido de Merlo, y los investigadores sospechan de una ex pareja de la mujer.

La chica indentificada como Camila Castells, de 18 años, pudo parir a su hijo, antes de morir y el bebe se encuentra en un buen estado de salud, informaron fuentes oficiales. El hecho ocurrió en la tarde del sábado cuando las víctimas se encontraban en su casa de la zona oeste del conurbano.

La policía, alertada por vecinos que escucharon los disparos, trasladó a la pareja al hospital Eva Perón, de Merlo, donde la joven -tras ser inducida por los médicos- dio a luz antes de morir. Su novio, Ezequiel Franco Reynoso, también de 18 años, continuaba internado en grave estado.

Los investigadores presumen que el agresor fue la ex pareja de la joven, de nacionalidad paraguaya, que habría escapado a su país de origen. Investiga lo ocurrido el fiscal Javier Ghezzi, de la UFI 1, del Departamento Judicial de Morón, que instruyó actuaciones por "homicidio y lesiones graves".

El hecho se produjo en la noche del este viernes, tras una fuerte discusión entre hermanos.

La policía investiga un confuso hecho de sangre donde un hombre recibió un disparo en el rostro por parte de su hermano. El hecho se registró antes de las 23, en el barrio 25 de Mayo de la ciudad de Termas de Río Hondo y por cuestiones que son materia de investigación Nicolás Saavedra de 27 años residente en el 2º pasaje del mismo barrio habría recibido un disparo de arma de fuego de su hermano Alfredo Saavedra.

A los pocos minutos el herido fue trasladado a la guardia del Hospital Zonal donde fue compensado y estabilizado quedando hasta el momento internado en la sala de observación del nosocomio local.

Testigos ocasionales y vecinos de la cuadra dejaron trascender que estos hermanos vienen con diferencias de vieja data por inconvenientes familiares que se originaron después que falleció su madre, uno de los puntos del conflicto sería la propiedad donde vivía la madre.

UTA advierte que Peligra el servicio en todo el país ante la imposibilidad de pagar los salarios de los trabajadores.

Mario Verdaguer, presidente de la CELADI, que agrupa a más del 70 por ciento de las empresas del sector que agrupa a unos 19 mil empleados, remarcó que se viene trabajando a pérdida, por lo que varias firmas no pueden afrontar el pago del salario y el medio aguinaldo y propusieron un pago escalonado, publicó este miércoles el portal del Diario Popular.

Esta situación provocó que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) advirtiera sobre la inminente toma de medidas de fuerza en los próximos días, por lo que existe el riesgo de que no haya micros de larga distancia durante el receso invernal.

"Nosotros somos prestadores de servicio público y eso significa que tenemos que salir todos los días, tengamos o no tengamos pasajeros, frente a la eventualidad de que algún usuario pueda requerir del servicio en alguna localidad. Eso ocasiona que esté rota la ecuación económica, porque se está trabajando a pérdida", indicó.

"Este gobierno ha fijado posición en que va a levantar el régimen de subsidios, pero el sector aéreo recibe 3 mil millones de pesos, el ferrocarril casi 2.590 millones y el urbano 34 mil millones. Hasta a las Low Cost, que son extranjeras, les están garantizando una carga media y si no la cubren la va a pagar la Provincia", denunció.

"Al Gobierno le interesan los aeropuertos, que llegan a escasas 40 localidades a nivel país, cuando nosotros atendemos 900 terminales y 5 mil pueblos con más de diez mil habitantes. Hay muchos destinos del interior donde los aviones no llegan y si esto sigue así va a terminar pasando como cuando se perdió el servicio del tren", precisó.

 

Se realizó un allanamiento en el casino y se descubrió que un apostador solo en un año habría ganado 9 millones de pesos y este no estaba ni enterado.

En virtud de una denuncia penal formulada por la AFIP, la Justicia Federal de Rosario ordenó el allanamiento del Casino de Rosario en búsqueda de pruebas que permitan acreditar la veracidad de los premios que desde esa casa de juego han informado como pagados a las autoridades nacionales.

El procedimiento fue ordenado por el juez Marcelo Bailaque, titular del Juzgado Federal N° 4 de Rosario.

En la investigación de AFIP se tomó en cuenta que los supuestos ganadores no recibieron los montos que el casino informó como pagados así como también la ausencia de comprobantes de acreditaran los premios. Esta situación fue mencionada como una situación recurrente por todos los apostadores.

Es llamativo el caso de un apostador que, según los informes de la sala de juegos, habría ganado casi 9 millones de pesos en efectivo resultando beneficiado en 48 oportunidades sólo en el año 2015. Sin embargo, cuando la AFIP lo entrevistó dijo desconocer esa situación.

Otro caso se verificó con el dinero de un premio que no fue declarado como ganancia exenta por el ganador (un ciudadano porteño). Posteriormente se comprobó que el dinero sirvió para comprar un vehículo de alta gama en una concesionaria de Santa Cruz, a 2.700 kilómetros de la ciudad santafesina. La propia concesionaria debió haber reportado también a la Unidad Antilavado, de acuerdo con la normativa vigente

Estas maniobras afectarían sustancialmente el Impuesto a las Ganancias y el Impuesto a los Premios que debió pagar el Casino de Rosario, a la vez que podría haber servido para simular ganancias falsas a terceros, con apariencia de legitimidad de las mismas.

Para el desarrollo de la investigación, las filmaciones tendrán una enorme trascendencia, así como los Reportes de Operaciones Sospechosas que el Casino de Rosario debió haber informado a la Unidad de Información Financiera (UIF).

Además de ello, corresponde compulsar por entidades independientes los sistemas de liquidación de ganancias de las máquinas tragamonedas, considerando lo acontecido con casinos instalados por la misma controlante en otros países.

Se ha dado la intervención que corresponde a la UIF.

 

 

El presidente Mauricio Macri decretó hoy dos días de duelo nacional, que regirán a partir de mañana, a raíz de la muerte de las personas en el accidente ocurrido ayer en una ruta de la provincia de Mendoza, donde volcó un micro que se dirigía al partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

La normativa indica que mañana y el miércoles, la bandera argentina permanecerá izada a media asta en todos los edificios públicos del país.

Anoche, el Jefe de Estado ya había manifestado su pesar y solidaridad en su cuenta personal de Twitter. "Estoy conmocionado por el trágico accidente en San Rafael. Acompaño el dolor de sus familias y amigos", escribió.

En un tuit posterior agregó: "Estamos a disposición de las autoridades de la provincia para asistir en lo que sea necesario".

El accidente ocurrió ayer por la tarde en la Ruta Nacional 144, a unos 30 kilómetros del departamento mendocino de San Rafael, donde volcó un ómnibus que trasladaba, en su mayoría alumnos de una academia de danza de la localidad de Gran Bourg, en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

Los niños y adolescentes habían participado de un encuentro de baile en un teatro de San Rafael y estaban retornando de Malargüe, tras realizar una visita turística al centro de esquí Las Leñas.

Además, el Ministerio de Defensa de la Nación resolvió enviar un avión Hércules de la Fuerza Aérea, que se encargará esta tarde de transportar los cuerpos desde San Rafael hasta Buenos Aires. El regreso a la base aérea El Palomar se encuentra programado para el día de mañana, donde habrá ambulancias que trasladarán a las víctimas a sus respectivos destinos.

Fue condenado a 50 años de prisión. Las víctimas tenían entre 15 y 30 años.

El “depredador de la noche” que está imputado de abusos sexual en perjuicio de 8 mujeres fue llevado a juicio en los últimos días y, tras escuchar los testimonios de las víctimas, la justicia lo condenó a 50 años de prisión. Luego de escuchar la sentencia, solicitó una reducción de pena ya que considera que es inhumana la condena.

Se trata de Fabricio Álvarez Albarracín, quien fue aprehendido por concretar ataques sexuales en contra de mujeres de entre 15 y 30 años a quienes interceptaba en inmediaciones de los barrios de Agronomía, La Paternal y Villa Urquiza durante la noche.
Tras escuchar su condena, Álvarez pidió que le bajen la pena por "cruel e inhumana".

El argumento que usó la defensa oficial del condenado para justificar el recurso extraordinario es que darle 50 años es lo mismo que sentenciarlo a la pena de muerte, ya que saldría recién a los 70.

En la vereda opuesta, la abogada Déborah Huczek, defensora de las jóvenes abusadas sexualmente, manifestó a los medios que ellas fueron quienes “padecieron una verdadera cacería humana. Un trato inhumano y degradante por parte de este sujeto que tenía condenas anteriores y que gozaba de la libertad condicional".

Imágenes captadas por un celular a pocos minutos del trágico accidente, en el que perdieran la vida 16 personas, la mayoría niños y adolescentes, integrantes de un grupo de danza, provenientes de Buenos Aires. El contingente habria cambiado el rumbo a último momento, una decisión que los llevaría hasta este trágico final.

 

El contingente había cambiado el rumbo a último minuto y el micro no estaba habilitado
'El domingo a las 8 hicieron el check out. Volverían a Buenos Aires, pero tomaron la decisión de cambiar el rumbo y conocer Las Leñas'

Tras ascender a 16 las cifras de víctimas fatales por el accidente en el que un micro volcase en la ruta 144 en San Rafael, Mendoza, se conocieron nuevos datos que indican que el paseo por Las Leñas no estaba planeado y que fueron los organizadores del viaje de los chicos del instituto de baile quienes decidieron modificar los planes. Además, el organismo oficial regulador del transporte informó que el micro contaba con la habilitación vencida.

Los organizadores del viaje de los chicos que se accidentaron este domingo en la Cuesta de los Terneros, en San Rafael, habían decidido a último momento ir hacia Las Leñas antes de emprender el regreso hacia Buenos Aires. Así lo aseguró Gabriel Oviedo, el dueño del hotel en donde se alojaba el contingente, en la calle Pellegrini, en pleno centro sanrafaelino.

"El domingo a las 8 hicieron el check out. Volverían a Buenos Aires, pero tomaron la decisión de cambiar el rumbo y conocer Las Leñas", dijo Oviedo, según informó el portal Sitio Andino. Finalmente, cuando volvían de su corta excursión por el centro de esquí, el micro que los trasladaba volcó en la ruta 144, provocando al menos 13 muertos y más de una veintena de heridos.

Desde la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense habían informado que esa cartera "no" tiene registrado "ningún viaje de estudios ni pedido de autorización", ya que el contingente accidentado forma parte de "un estudio privado" de baile, por lo tanto, "no hay supervisión oficial porque no forma parte del sistema educativo", provincial, sino que "a lo sumo ese instituto tendría una "habilitación municipal", dijeron.

A su vez, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) aseguró hoy, mediante un comunicado, que el micro en el que se trasladaban los chicos tenía la habilitación vencida. "Se informa que el micro con patente EEZ673 no se encontraba habilitado, ya que se encontraba dado de baja desde el 12 de diciembre de 2016. Por dicha infracción la CNRT procederá ante la justicia”, afirmó el escrito, aunque destacaron que los choferes sí contaban con las licencias vigentes.

 

 

Las víctimas formaban parte de una escuela de danza bonaerense.

La policía de Mendoza informó que ya se elevó a 15 la cifra de fallecidos por el vuelco de un micro en la zona de montaña, en San Rafael. Las víctimas son oriundas del partido Malvinas Argentinas, en el Noroeste del Gran Buenos Aires y conformaban la delegación de una escuela de danza.

La cifra de víctimas fatales se acrecentó tras hallarse otros tres cadáveres bajo el transporte y producirse el fallecimiento de una menor que se encontraba internada en estado de gravedad en un hospital de la localidad de San Rafael. En el vehículo viajaban 54 personas, y según pudo confirmar el Poder Judicial, hubo exceso de velocidad por parte del conductor.

Tanto la provincia de Mendoza como el municipio de Malvinas Argentinas, declararon duelo por la tragedia. El intendente de ese partido del norte del Conurbano bonaerense, Leonardo Nardini, declaró a Télam que se están contactando con los familiares de los menores que integraban el contingente para trasladarlos a Mendoza.

"Por la información que tengo en este momento, el grupo accidentado está conformado por integrantes de distintas escuelas de danza del partido, Los Polvorines y Grand Bourg, entre otros, que se juntan y alquilan un micro para competir en distintos torneos", dijo Nardini. Y agregó: "Si son menos de 20 familiares que tenemos que trasladar, lo haremos por vía aérea y, si son muchos, contrataremos un micro para todos".

 

El trágico hecho ocurrió minutos antes de las 16, en la ruta 144 a la altura de los caracoles de la zona de Cuesta de los Terneros, camino al sur de Mendoza. El colectivo embistió la montaña situada a la vera del camino y volcó. En el lugar continúan trabajando personal policial y de bomberos trasladando a los heridos a distintos centros asistenciales. 

A primera hora de la mañana, además, se dio a conocer la lista de fallecidos:

imagen

Jorge Luis Cruz y tres cómplices, uno de ellos menor, fueron procesados a pedido del fiscal Gómez Barbella por cometer tres raptos en nueve días. La increíble anécdota del estacionamiento y las nuevas estadísticas de secuestros a nivel nacional

El 15 de marzo pasado, H.L, una docente de matemática de 36 años, se encontraba en la puerta de la casa de una amiga en la zona de Temperley, partido de Lomas de Zamora, a bordo de su Peugeot 208 color blanco, su amiga estaba junto a ella. Tres hombres en un Ford Fiesta Kinetic las abordaron y las subieron a los autos a punta de pistola. La mecánica era obvia para el conurbano bonaerense: un clásico secuestro extorsivo.

Los captores usaron el teléfono de la docente para contactarse con su pareja. Su libertad y la de su amiga costarían 20 mil pesos de rescate. El novio aseguró no tener tanto; 15 mil era la plata disponible. Poco después, en un nuevo llamado, los tres secuestradores terminaron aceptando.

Media hora después, H.L y su amiga fueron liberadas en la calle Legisladores en Llavallol, luego de que el novio de la docente entregara los 15 mil pesos. Los secuestradores lanzaron a la docente y a su amiga a la vereda y huyeron con su auto. No sólo le robaron su Peugeot 208; también le quitaron los $2.200 que llevaba en su billetera, las llaves de su casa, su DNI, dos libros que usaba para enseñar y su celular, un Motorola MotoG.

Tiempo después, H.L se compró un teléfono nuevo y volvió a cargar sus contactos de Whatsapp. La sorpresa fue tragicómica. Había tres números nuevos en su lista, que la docente aportó a la Justicia de Lomas de Zamora: el fiscal federal Leonel Gómez Barbella -que ya había ordenado escuchas sobre el teléfono robado a H.L- y el juez Patricio Santa Marina estaban a cargo de investigar su secuestro.

Uno de los contactos estaba agendado como "míooo". El número, supieron los investigadores, le correspondía a Jorge Luis Cruz, de 30 años de edad, con domicilio en Ingeniero Budge y una condena previa a seis años y ocho meses de cárcel por el delito de robo agravado por el uso de arma, impuesta por el Tribunal Oral Criminal N°9 de su jurisdicción.

Cruz fue detenido el 11 de abril en su casa de Budge por la DDI de Lomas de Zamora de la Policía Bonaerense a pedido del fiscal Gómez Barbella, para luego negarse a declarar. En su casa se encontró, entre otros siete teléfonos, el celular MotoG de la docente. Su error francamente estúpido no solo le costó volver a una celda en el penal de Ezeiza: le costó la caída a toda su banda.

A fines del mes pasado, el juez Santa Marina procesó con prisión preventiva a Cruz y a tres presuntos cómplices. El número de teléfono que apareció en el Whatsapp de su víctima y la posterior intervención telefónica llevó a más arrestos como el de su principal lugarteniente, Matías Villalba, de 25 años, que cayó en su casa de Villa Centenario -el barrio de donde es oriundo el menor acusado de matar a Agustín Bustamante la semana pasada, cuya casa fue incendiada por una turba- y con antecedentes como una causa de 2015 por robo agravado por uso de arma a cargo del Juzgado de Garantías N°6. Villalba recibió el beneficio de la suspensión del proceso a prueba por tres años, con reglas de conducta impuestas.

Maximiliano Ezequiel Gómez fue otro cómplice que cayó: su número estaba entre los tres contactos que Cruz había cargado al Whatsapp de su víctima. Un menor de 17 años fue el cuarto detenido. Otros dos hombres, uno menor de edad, fueron identificados como presuntos miembros de la organización. Sus casas fueron allanadas pero no los encontraron: siguen prófugos hasta hoy.

El contacto que Cruz cargó no solo llevó a más detenidos. A través de nuevas escuchas y coincidencias en testimonios de víctimas, los investigadores del caso pudieron vincular a la banda con dos secuestros extorsivos más en Lomas de Zamora, una secuencia caliente cometida seis días después de la captura de la docente y su amiga, por los cuales también fueron procesados.

El primero de los nuevos hechos ocurrió el 21 de marzo en Banfield, con la misma mecánica que la captura de H.L y su amiga. Un joven estaba en la puerta de su casa sobre la calle Penna en Banfield, subido a su Ford Fiesta Kinetic cuando tres hombres, esta vez en un Chevrolet Agile blanco, descendieron para encañonarlo, llevarse su auto y llevárselo a él también.

Los secuestradores comenzaron codiciosos: 500 mil pesos fue el pedido de rescate inicial. La novia de la víctima fue la encargada de negociar. Cruz y su banda, de acuerdo a la imputación hecha por el fiscal Gómez Barbella tuvieron que conformarse con 10 mil pesos y 1500 reales brasileños, además del Ford Fiesta. Antes de liberar al joven le robaron el teléfono, la billetera y una cadena que llevaba en el cuello.

El segundo ataque, ocurrido tres días después, fue más lucrativo. Un empresario que manejaba un Audi A5 en Remedios de Escalada fue la víctima. La hija fue quien se encargó de negociar la libertad del padre.

Pidieron 150 mil dólares: arreglaron en 30 mil pesos y cinco mil dólares. Ella misma se encargó de llevar el dinero. Cuando la joven lo entregó, le robaron el celular, un iPhone. Luego, su padre quedó libre: en el auto lo despojaron hasta de su alianza de matrimonio. Por otra parte, las víctimas de los tres hechos afirmaron que los secuestradores tenían una radio que reproducía la frecuencia policial.

Las escuchas a Cruz y sus cómplices están cargadas de detalles incriminatorios. Cruz y Matías Villalba, por ejemplo, hablaron el 27 de marzo de que habían "vendido el Agile blanco" supuestamente empleado en el segundo secuestro porque estaba "re quemado" y de que "pegaron un Voyage re cheto, llantas, música, cheto mal". El Voyage, sin embargo, lo perdieron. Lo que sigue es casi ridículo.

Los presuntos secuestradores fueron a un boliche y dejaron el auto en el estacionamiento. "Después lo voy a buscar y me dice el tipo que tengo que tener el ticket. El ticket lo había perdido mi hermano, que estaba re en pedo. Así que el tipo del estacionamiento me dice que le muestre los papeles del auto. Qué papeles va a tener… si era re crudo el auto", dijo uno de ellos. El Voyage, lógicamente, no tenía papeles al ser comprado ilegalmente. Tuvieron que dejarlo ahí.

Mayo fue un mes fuerte para el fiscal Gómez Barbella: tuvo tres expedientes por secuestros extorsivos en su turno policial. La Fiscalía Federal N°1 de Morón tuvo cuatro. En el mismo mes hubo otros seis casos en todo el país, tres de ellos en San Martín.

Así, Lomas de Zamora retiene su porcentaje histórico del total nacional de raptos. De acuerdo con estadísticas de la UFESE, el ala de la Procuración conducida por el fiscal federal Santiago Marquevich, dedicada a investigar secuestros extorsivos y apoyar a investigadores de todo el país, Lomas de Zamora tuvo 39 casos de secuestros extorsivos durante el último semestre del año pasado entre sus dos fiscalías federales, más de un 33% del total de los 115 expedientes en toda la Argentina. Es, de acuerdo con los números, la jurisdicción con más secuestros de todo el país, más que Morón, que tuvo 36 casos en el último semestre.

Infobae accedió a las cifras recientes de la UFESE. Hubo 110 casos entre enero y mayo de este año en todo el país. Pero lo cierto es que a pesar de la notoriedad y la violencia de los hechos las estadísticas están bajando. 2015 tuvo 137 casos en el mismo período; en 2016 bajó a 114.

El incidente ocurrió esta madrugada; el hombre, de 30 años, estaba apoyado contra la baranda

Un efectivo del Servicio Penitenciario Federal (SPF) resultó herido al caer esta madrugada desde el segundo piso del Sanatorio de los Arcos, ubicado en el barrio porteño de Palermo , donde está internado desde el viernes pasado el empresarioLázaro Báez .


Fuentes oficiales informaron que el incidente ocurrió pasadas las 3 cuando aparentemente se desprendió la baranda del balcón donde el agente, de 30 años, estaba apoyado.

La víctima cayó sobre el sector de entrada de ambulancias, a metros de la garita de guardia de la clínica, y rápidamente fue asistida por los médicos del centro de salud ubicado en la avenida Juan B. Justo, entre las calles Paraguay y Guatemala, de acuerdo a lo publicado por la agencia DyN.


Voceros dijeron que el hombre sufrió fractura de cráneo y de ambos codos. Además, confirmaron que estaba asignado a la custodia del empresario detenido por enriquecimiento ilícito durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner y que desde el viernes está internado en la clínica por una arritmia.

Tomó intervención en el caso la comisaría 31 de la Policía de la Ciudad.

El pequeño de apenas 3 años sufrió politraumatismo severo y se encuentra internado en estado crítico

Sucedió en la capital tucumana, en circunstancias que la policía intenta determinar, según un parte médico difundido en el Hospital de Niños de la ciudad.


Según informó La Nación citando Télam, el menor llegó al hospital "en estado muy crítico con diagnóstico de politraumatismo severo", de acuerdo con lo que informó la directora del centro asistencial, Cristina Alabarse, quien, a pesar del complejo cuadro de salud, sostuvo que los profesionales tienen la esperanza de que "pueda recuperarse".

El paciente ingresó el miércoles, al ser trasladado por su papá con una referencia de haber tenido una caída de altura , momento en el que quedó internado en la Unidad de terapia intensiva.

Si bien hasta el momento no se dieron precisiones sobre lo sucedido, familiares explicaron que el menor de edad se habría acercado al balcón mientras su padre cocinaba y cayó desde el departamento ubicado en el noveno piso de un edificio de Don Bosco al 2200, en la capital tucumana

La Policía se hizo presente en el lugar a los pocos minutos y, junto a trabajadores del lugar, intentaron calmarla.


na mujer desesperada fue asistida luego de que intentara suicidarse desde un edificio, la misma sacó parte de su cuerpo por la ventana e intentaba arrojarse al vacío desde un primer piso mientras lloraba de forma desgarradora.

Lo que habría la llevado a tomar semejante determinación sería la demora de su expediente en la repartición, señala el portal Que Pasa Salta.

La Policía se hizo presente en el lugar a los pocos minutos y, junto a trabajadores del lugar, intentaron calmarla. 

 

Ocurrió en la Secundaria N°11. La víctima, de 16 años, fue internada con heridas en varias partes del cuerpo y está fuera de peligro. El atacante, de 14, se encuentra aprehendido por lesiones.
En una pelea entre adolescentes, un chico de 14 años apuñaló trece veces a otro de 16 durante el recreo de la escuela secundaria N°11 de Florencio Varela.

Ramón Giménez, tío de la víctima, expresó que su sobrino fue agredido luego de reaccionar ante una burla por su sobrepeso, señala el portal Infocielo.

Leé también:La apuñaló y la encerró para que muera desangrada pero ella logró escapar

“¿Qué mirás, gordo de mierda?”, contó el hombre que fue la frase que provocó que el joven golpeara a su compañero. Sin embargo, no esperaba su reacción: El chico sacó un cuchillo de la mochila y le propinó 13 puñaladas.

Por otro lado, el agresor fue trasladado a la Comisaría 2da. de Florencio Varela. Allí quedó detenido a disposición de un juez de Menores.

El empresario sufrió una arritmia en el Penal de Ezeiza .


Lázaro Báez fue trasladado hoy a un Sanatorio privado, por un problema cardiovascular que no pudo ser controlado en el penal de Ezeiza donde se encuentra detenido desde hace más de un año.

Luego de que los médicos del Servicio Penitenciario Federal detectaran que no eran buenos los resultados de un "holter" que le practicaron, decidieron llevarlo al Sanatorio Los Arcos.
"No fue una emergencia, está bajo observaciones y posiblemente pase la noche en el sanatorio", indicaron las fuentes, que tienen acceso al expediente en el que se investiga a Báez por lavado de dinero, señala el portal La Capital.

La decisión de trasladarlo fue tomada por el Servicio Penitenciario tras la realización de un holter, una prueba de diagnóstico cardiológico que registrar el trabajo cardíaco de una persona durante un tiempo prolongado, en movimiento.

Se trata de la segunda internación de Báez por fuera del sistema carcelario. En abril último había sido atendido también en Los Arcos por un cuadro de arritmia en prisión.

El empresario, acusado de asesinar a su esposa, leyó una carta ayer y hoy espera la decisión de los 12 jurados. 

Este mediodía, los doce jurados que participaron en el juicio contra el empresario Fernando Farré, acusado de asesinar a su exesposa, Claudia Schaefer, darán su veredicto. 

Esta mañana, en tanto, el abogado que representa a la familia de la víctima, Jorge Sandro, aseguró que el imputado no se mostró arrepentido durante el proceso oral que se desarrolló en San Isidro, y que el jurado popular “debería sensibilizarse por la situación de los hijos del matrimonio y condenarlo”. 

 

Sandro remarcó que Farré “debió pensar en sus hijos antes de cometer el crimen”, en referencia a la carta que leyó ayer en la cual le pidió perdón a sus tres hijos.

 

Además, dijo que el empresario “no mostró arrepentimiento, lejos de mostrar arrepentimiento se mantuvo en su postura indiferente hacia la víctima y hacia sus familiares, fue un golpe bajo lo de la carta y no debe haberlo favorecido”.

“El jurado debería sensibilizarse por la situación de las criaturas y no por la situación del padre, que dejó a los chicos sin madre”, agregó el letrado.

Respecto a los hijos de la pareja, Sandro dio a conocer que “están lo mejor posible dentro de las circunstancias, están cuidados, en sus actividades escolares, tienen asistencia terapéutica y la tía los cuida como a sus propios hijos”. “No han preguntado nunca por su padre en este tiempo”, concluyó.

La Plata (Bs.As.) La menor habría sido drogada por los agresores. Los violadores fueron aprehendidos.
na adolescente de 16 años fue secuestrada, drogada y violada en un hotel alojamiento de la ciudad bonaerense de La Plata por cinco personas que fueron detenidas.

La adolescente, cuya identidad se reserva para preservar su intimidad, permanecía hoy internada en el hospital San Martín de La Plata a raíz del cuadro de intoxicación con alcohol y presuntamente psicofármacos.

El hecho fue descubierto el sábado por la noche, cuando el conserje de un hotel alojamiento de La Plata, ubicado en las calles 32 y 146, fue alertado por una pareja que ocupaba una de las habitaciones sobre los gritos de ayuda y de dolor que se oían desde otra habitación de parte de una mujer.

De inmediato, el conserje se dirigió a la habitación número 13 y antes de tocar a la puerta oyó que una mujer pedía ayuda por lo que golpeó la puerta y al abrirse ésta la adolescente se abalanzó sobre el empleado y le gritó que la habían "secuestrado y violado" los 3 hombres y dos mujeres que estaban en la habitación.

El conserje dio aviso a la Policía, que detuvo a las 5 personas y dispuso el traslado de la víctima al hospital platense. Los investigadores determinaron que la adolescente estaba en un bar pool de las calles 7 entre 34 y 35 de La Plata cuando dos parejas se acercaron a ella y al parecer le dieron alcohol con pastillas, tras lo cual quedó semi inconsciente.

Leé también: Embarazada sufrió un aborto espontáneo en el baño de su casa

La joven fue retirada del local por las dos parejas y subida por la fuerza a un auto Fiat Palio color gris, guiado por otro hombre, quien condujo hasta el hotel alojamiento, indicaron las fuentes.

Los detenidos son dos mujeres de 19 y 27 años y tres hombres de 22, 30 y 42 años cuyas identidades no fueron proporcionadas y que quedaron a disposición del fiscal penal de La Plata Marcelo Romero.