El Obispo Diocesano, Luis Urbanc donó los terrenos del Mercado de Abasto

Locales

El Obispado de Catamarca concretó hoy la donación de los terrenos en donde se encuentra emplazado el nuevo Mercado de Abasto.
Hoy se concretó la donación por parte del Obispado de Catamarca de los terrenos en donde ya funciona el nuevo Mercado de Abasto. La gobernadora Lucía Corpacci y el intendente Raúl Jalil participaron de la ceremonia protocolar en la que el obispo Luis Urbanc rubricó la donación del predio del Mercado de Abasto al municipio.

"De parte de los vecinos agradecemos al Obispado por la donación de los terrenos. Hoy estamos enviando un convenio marco al Concejo Deliberante de la Capital para que cada feriante pueda firmarlo y su espacio pase a ser de su propiedad, siempre y cuando cada feriante cumpla con los requisitos de contrato”, dijo el intendente Raúl Jalil.

"Si seguimos trabando todos juntos, Nación, Provincia y los municipios vecinos, las cosas son más fáciles. Estamos viviendo momentos difíciles en la economía mundial y por eso la gente acude a comprar en los mercados, es una tendencia. Tenemos nuestro propio lugar y debemos aprovecharlo al máximo”, aseguró.

Por su parte, Urbanc manifestó su apoyo a la explotación de la producción local: "Luego de consultar y analizar con los miembros del Obispado, decidimos donar los terrenos para que los productores locales puedan disfrutarlo plenamente y seguir creciendo. Esto nos ayudará a cultivar la fraternidad entre hermanos y seguir fortaleciéndonos como sociedad”, dijo.

Del acto participaron el ministro de Producción de la Provincia, Raúl Chico; el presidente del Consejo Federal de Inversiones (CFI), Juan José Ciácera; el intendente de Valle Viejo, Gustavo Roque Jalile, concejales, representantes del Obispado de Catamarca y funcionarios provinciales y municipales.

El Obispado tendrá su puesto

La Municipalidad de la Capital adjudicó en uso exclusivo al Obispado un puesto en el Mercado de Abasto identificado con los números 41 y 42 para venta. Se informó que lo recaudado será destinado a solventar los gastos que demanda la formación de los futuros sacerdotes, tal como lo pidió el Obispo Diocesano, Luis Urbanc.