Si bien el combinado de Turín llegó a su compromiso como principal candidato a quedarse con la llave, los de Leonardo Jardim sorprendieron con una actitud agresiva que puso en riesgo al arco defendido por Buffon. Las intervenciones de Mbappé y Bakayoko complicaron a la última línea local, pero la fortuna siempre estuvo del lado italiano. El remate al palo del moreno de París fue un claro ejemplo de la amenaza que se instaló en el estadio teñido de negro y blanco.

La respuesta de la Vecchia Signora llegó a través de una combinación entre el Pipita y Mandzukic. El argentino dejó mano a mano al croata frente a Subasic, pero el arquero respondió con soberbia para despejar el peligro.Un remate de Falcao desviado por Buffon y la lesión de Khedira fueron los aspectos más destacados antes de la llegada del gol de Mandzukic. Una perfecta acción colectiva, iniciada desde los guantes del experimentado arquero de la Azurra, conformó el tanto del artillero con pasado en Atlético Madrid. Las apariciones de Pjanic, Dybala y Dani Alves colaboraron en la estética de la conquista.

 
(Getty Images)

Antes de llegar al descanso el cordobés desperdició otra clara oportunidad frente a  Subasic, quien tapó el remate con el tobillo. Por suerte para el ex Instituto, de ese córner llegó el segundo tanto de la Juventus gracias a la exquisita pegada del ex lateral del Barcelona. El brasileño capitalizó el despeje del arquero y selló el 2 a 0 para confirmar la supremacía italiana.

En el complemento Mbappé tuvo el premio al sacrificio con el descuento. A pesar de las limitadas posibilidades Joao Moutinho logró abastecer al heredero de Henry para decorar un resultado que estaba definido con mucha antelación.

Con el trámite liquidado, la Juventus espera el rival que tendrá en el partido decisivo que se disputará en Cardiff. Como en la otra semifinal, el Real Madrid superó 3 a 0 al Atlético del Cholo Simeone, los indicios hacen suponer que el Merengue será el otro aspirante al título más importante de Europa.